Contacto de prensa

Puede ponerse en contacto con nosotros a través de:

Marián Ariza Departamento de Comunicación.

Kit de Prensa

Síguenos en:

Manténgase informado de las novedades de nuestra web:

Agosto

Informe sobre el mercado de cereales

24 de agosto de 2007

Cuestiones sobre las materias primas usadas en la producción del bioetanol.

1.- Mercado Cereales en Europa:

El Informe de Progreso de Biocarburantes de la Comisión Europea (enero 2007) afirma que el objetivo de una cuota vinculante de biocarburantes en la UE del 10% en 2020, puede ser gestionable con la protección del medio ambiente, incluyendo biodiversidad, conservación del suelo, calidad del agua y calidad del aire. La CE ha abierto un debate para definir ante la próxima revisión de la Directiva 2003/30/CE un sistema de sostenibilidad que incorpore la certificación de los biocarburantes, el control de las tierras usadas en su producción y el apoyo a los biocarburantes de segunda generación (biomasa celulósica).

La Dirección de Agricultura y Desarrollo Rural de la CE ha previsto que el consumo de cereales producidos en la UE-27 en 2010 para producir bioetanol y lograr el objetivo del 5,75% no alcanzará el 4% -0,5% en 2005 y 0,8% en 2006- de la producción anual (Ver Anexo 1). Así pues, no parece que estos porcentajes puedan justificar las tensiones que se observan en los precios en la actualidad y, así, la Comisaria de Agricultura de la CE ha afirmado (El futuro de la PAC, Londres, 27.03.07) que el objetivo de biocarburantes del 10% fijado por la UE en 2020 no debe suponer ninguna presión sobre los mercados alimentarios. La CE concluye que en el horizonte del 2013, los cereales utilizados para producir el bioetanol fijado en la Directiva supondrían el 6,7% del consumo total de cereales en ese año. En el año 2007 ese porcentaje sería del 2% y del 3,9% en 2010.

En definitiva la CE prevé autoabastecimiento en la demanda de cereales en la UE en ese período y exportaciones. Además también prevé que el aumento del rendimiento de los cultivos atenderán con creces la demanda de bioetanol. La oferta que cubrirá dicha demanda vendrá dada principalmente por los excedentes actuales y venideros de la UE.

Así pues es obvio concluir que los actuales y desorbitados incrementos de precios de los cereales en la UE responden a cosechas limitadas en Europa en los dos últimos años lo cual ha producido al mismo tiempo un aumento de la volatilidad -hoy en trigo la volatilidad es del 31% cuando la histórica ha sido del 11%, en el maíz la volatilidad es del 38% frente a una volatilidad histórica del 20%- lo que a su vez ha incentivado la entrada de los fondos de inversión –actualmente en maíz hay 1.092.854 1 contratos abiertos de los cuales 237.170 contratos son de los fondos (21,70%), en trigo hay 392.291 contratos abiertos de los cuales 105.751 pertenecen a los fondos (27%)-lo que está motivando que los fondos actúen como aceleradores del mercado incrementando a su vez la volatilidad.

La capacidad de respuesta que tiene la producción de cereal ante el aumento desorbitado de los precios actuales pasa por incrementar la superficie de siembra de cultivos herbáceos, eliminando la retirada obligatoria de tierras 10% de la superficie destinada a cereales, oleaginosas y proteaginosas. Se calcula que en Europa hay alrededor de 6,5 millones de hectáreas que supondrían un aumento de producción de entre 10 y 12 millones de toneladas anuales.

No podemos olvidar el papel tan importante que deberá tener la Biotecnología en el sector agrario para dar respuesta a todas las inquietudes que se nos presentan en los próximos años y que sin lugar a dudas reforzarán siempre la seguridad alimentaría por encima de todo, y en dónde nos encontraremos con unos cultivos más competitivos por la disminución de los costes de producción fundamentalmente, ya que la reducción del uso de fertilizantes, fitosanitarios, consumo energéticos, aumento de rendimientos (aumentos del entorno del 1,5% de aumento anual lo que nos haría pasar de rendimientos actuales en cebada), etc. será un hecho relevante.

El Desarrollo Sostenible marcará las líneas a seguir para la consecución de los futuros “Cultivos Energéticos” que deberán cumplir una serie de condicionantes basados precisamente en: menor uso de fertilizantes, menor uso de fitosanitarios, ahorro energético, ahorro del agua, etc., de manera que la agricultura futura no consista en producir más y con mayor coste, sino atender esa demanda de bioetanol que requiere la sociedad con un desarrollo medioambientalmente posible y contribuyendo al desarrollo rural mejorando los niveles de renta y empleo. Cabe citar por ejemplo y según datos de la FAO que el maíz y el trigo suponen hoy 200 millones de hectáreas en los países en desarrollo.

Es importante mencionar que el aumento de demanda origina un aumento de los precios lo que a su vez incentiva a los productores a destinar más superficie a los cultivos y a invertir en recursos para obtener mejoras de rendimiento. Así pues, la tendencia del rendimiento sigue a la demanda. El efecto contrario de disminución de demanda origina una reducción de precios con el consiguiente desincentivo para los agricultores. En el Anexo 2 se puede observar como desde 1980 a 2004 las producciones de maíz se han incrementando un 78%, creciendo el rendimiento un 54% y la superficie un 15%. En el Anexo 3 vemos como durante los años 70 los precios de maíz llevados a dólares de 2006 eran 4 veces superiores a los actuales y sólo con políticas de incentivo de la producción de cereales consiguió ajustar el mercado.

Por ello las líneas a seguir vendrán marcadas bajo un entorno global a nivel mundial que atenderá con toda seguridad la demanda de bioetanol sin impactos de consideración a medio-largo plazo en base a las pautas propias de mercado (OMC).

Respecto a la producción de biodiesel en la UE cabe albergar muchas dudas en cuanto a su volumen dado que el cultivo de las materias primas utilizadas -colza, soja, palma- presenta ciertas dificultades por disponibilidad y características de tierras y cultura agrícola. Una amplia utilización del biodiesel en Europa de 12.500 millones de litros en 2010 supondrá importar más de 7.500 millones de litros de aceites como materia prima ó en su caso importar el producto final, procesos ambos que incorporaría un escaso o nulo valor añadido y con una incidencia notable y muy negativa en la balanza de pagos de la UE. (Ver Anexo 4)

2.- Mercado Cereales en España:

España dispone de tierras y cultura agrícola adecuadas para el cultivo de cereales, materia prima del bioetanol. En el supuesto de que en España todo el bioetanol que se produjese para cumplir los objetivos de la Directiva 2003/30/CE proviniese de cereales autóctonos, se ha estimado que el consumo de estos cereales para producir bioetanol supondría en 2007 -supuesta una producción de bioetanol del 3.5% del consumo de gasolina en contenido energético- un 5,3 % del consumo total de cereales, y un 7,1% del consumo de cereales en 2010 con una estimación de producción de bioetanol del 5,75% del consumo de gasolina en contenido energético (Ver Anexo 5).

Al igual en la UE, no parece que estos porcentajes de consumo de cereales en España puedan introducir tensiones sensibles en los precios, máxime si se considera que para la producción de cereales sólo se han considerado las tierras actualmente cultivadas y no aquellas otras -tierras de retirada y barbechos- susceptibles de ser objeto de cultivos energéticos. En este mismo sentido habría que considerar otras tierras con cultivos afectados -remolacha de azúcar- o susceptibles de ser afectados en el futuro –viña, algodón- por la PAC. Las nuevas propuestas de la PAC para el 2009 y el 2013 jugarán un papel fundamental en el mercado global de las materias primas y más concretamente en el de los biocarburantes, bien sea por las medidas a tomar en cuanto a los stocks de la intervención (excedentes), o bien por la política a adoptar para los futuros “cultivos energéticos”; y entre otras medidas las relativas al uso de las tierras de retirada de la producción.

Respecto a la producción de biodiesel en España, la situación se agrava llegando a necesitar importar prácticamente el 90% de la materia prima en 2010 para cumplir con el objetivo fijado que requiere una producción de 3.573 Ml de biodiesel. Para conseguir dicha producción con materia prima autóctona sería necesaria una superficie para el cultivo de semilla oleaginosa suponiendo un rendimiento medio de 3 t colza/ha de 2,98 Mha. Véase que en el año 2005 en España la superficie de cultivo destinada a colza fue de 5.500 hectáreas. (Ver Anexo 6)

3.- Mercado Cereales en Estados Unidos:

La fuerte subida del precio de maíz en EE.UU. (Ver Anexo 7) ha sido consecuencia de la demanda real y prevista del bioetanol. Las proyecciones del Departamento de Agricultura de EE.UU. señalan un incremento de la producción de maíz para bioetanol -en 2010 absorberá cerca del 16% de la producción- a partir del cultivo de nuevas tierras y el cultivo en tierras actualmente dedicadas a la soja, manteniendo el consumo para alimentación y las exportaciones. (Ver Anexo 8).

La respuesta y capacidad de reacción del mercado de Estados Unidos a la fuerte demanda ha sido clara y contundente con el aumento de superficie destinada a la producción de maíz (34,57 millones de hectáreas en 2007/2008 y 326,15 millones de toneladas versus 28,59 millones de hectáreas en 2006/2007 y 267,60 millones de toneladas) y el aumento de rendimientos de casi un 2% anual. Esto sin duda junto a la liquidación de importantes volúmenes de contratos abiertos de los fondos ha traído como consecuencia una gran corrección en precio en los últimos tres meses. (Ver Anexo 9).

Es importante citar que el bioetanol no ha sido responsable del aumento de los precios de alimentos básicos -maíz blanco para “tortillas”- entre la población mexicana. Este maíz blanco es una materia prima para alimentación que se produce en México -con apoyo económico del gobierno- y supone la práctica totalidad de su producción de maíz. Sin embargo, el bioetanol es producido en EE.UU. mediante maíz amarillo y la producción de maíz blanco supone menos del 1% de su producción total de maíz. Además, la exportación de este maíz blanco desde EE.UU. a México no sólo es muy limitada, sino que está sometida a aranceles de importación. La sequía en México en 2006 ha sido determinante en el incremento del precio del maíz blanco.

1Fuente: Chicago Board of Trading (CBOT). Cada contrato de maíz corresponde a 5.000 bushel equivalente a 127 toneladas. Los 237.170 contratos abiertos de los fondos equivalen a 30,12 millones de toneladas de maíz. Cada contrato de trigo corresponde a 5.000 bushel de trigo equivalente a 136 toneladas. Los 105.741 contratos abiertos de los fondos equivalen a 14,38 millones de toneladas de trigo.



© 2019 Abengoa. Todos los derechos reservados