Contacto de prensa

Puede ponerse en contacto con nosotros a través de:

Marián Ariza Departamento de Comunicación.

Kit de Prensa

Síguenos en:

Manténgase informado de las novedades de nuestra web:

Junio

Mingote. 50 años en ABC

13 de junio de 2003

«Mingote. 50 años en ABC» aspira a ser la exposición antológica definitiva de un artista polifacético y también un espacio que se asienta sobre dos pilares: Mingote y ABC. La muestra tiene vocación de acontecimiento cultural, de evento singular e irrepetible. El diario ABC, que cumple sus primeros 100 años, cuenta entre sus colaboradores más asiduos y antiguos con la firma de Antonio Mingote, que ha poblado el diario con sus viñetas, dibujos e ilustraciones. Si ABC cumple un siglo, Mingote llega a los 50 años de relación estable con este periódico. Los dos están de aniversario, de celebración. Los dos son antiguos, pero ninguno de los dos es viejo, ambos leales con el otro y los dos han demostrado sus afectos en tantas ocasiones que huelga decir que ABC sin Mingote sería un periódico cojo y que Mingote sin su espacio de todos los días sería un dibujante huérfano.

La Fundación Focus-Abengoa, acogerá esta exposición, entre el 17 de junio y el 27 de julio, en su sede del Hospital de los Venerables de Sevilla, un espacio cultural considerado como uno de los más prestigiosos de España que permitirá mostrar al público con suficiente amplitud un conjunto significativo del trabajo de Antonio Mingote, trabajo que ha ido desgranándose lentamente, destilándose día a día durante el último medio siglo. En estos «Mingote. 50 años en ABC» el genio del ingenio rinde tributo a grandes figuras de la cultura y el deporte, evoca lo rural/natural en contraposición con lo urbano/ contaminado y analiza la actualidad con una maravillosa y fina ironía. José Manuel Vilabella, comisario de la exposición, ha dividido los cerca de 400 dibujos y un buen puñado de óleos en diversos apartados: «Hombre solo», «Historia de la gente», «Cada día un chiste», «Chistes necrológicos», «Los mingotes de Mingote», «Don Quijote», «Querido Antonio: los homenajes de sus colegas» y «Arquetipos mingotianos» y «Óleos».

«Se trata de una exposición para todo el mundo donde brilla el talento de Antonio Mingote -explica Vilabella-. Me he centrado en los aspectos surrealistas y picassianos. Si hubiera un premio Nobel del dibujo, Antonio Mingote lo tendría ya en su vitrina, sin duda. Es lírico contenido, extraordinariamente educado y con el porte de un auténtico caballero inglés criado fuera de Inglaterra. Es un dibujante que no tiene chistes malos. Yo he revisado 25.000 de sus dibujos y su talento da para más de una docena de libros. Antonio Mingote es la bondad personificada». Y la ternura. Una ternura personalísima que emociona. Mingote, como ha escrito Alfonso Ussía, es palabra, oportunidad, humor y sensibilidad.

Junto a la exposición se ha editado un magnífico catálogo con 250 ilustraciones de Antonio Mingote y el homenaje de sus amigos de la cofradía del buen humor, la literatura y el periodismo. Incluso Isabel Vigiola, su esposa, su alma, le dedica un artículo con mucha ternura. A lo que don Antonio contraataca con una confesión: «Las cosas que no sé hacer». Dice Vilabella que «su santa y su asistenta le reñían tanto, que un buen día Antonio Mingote ha decidido confesar en público las cosas que, según él, no sabe hacer».

Fundación Focus-Abengoa. Hospital de los Venerables, Sevilla.
Del 17 de junio al 27 de julio de 2003.

Biografía de Antonio Mingote

Aunque de familia aragonesa, Ángel Antonio Mingote Barrachina nació en Sitges (Barcelona) el 17 de enero de 1919. Es el primero de los dos hijos que tuvo el matrimonio formado por Ángel Mingote, natural de Daroca (Zaragoza) y por Carmen Barrachina, oriunda de Batea (Tarragona). Pero en tierras aragonesas fue donde pasó su infancia y primeros años de juventud ligados a Daroca, Calatayud y Teruel. En esta última ciudad estudió con los Hermanos de las Escuelas Cristianas y en el Instituto. Por entonces ya sentía inclinación por el dibujo. Fue discípulo aventajado del pintor Ángel Novella.

Se inclinó por la carrera de Filosofía y Letras, iniciando sus estudios en Zaragoza. Sin embargo a los dos años abandonó tales propósitos, fijó su residencia en Madrid , donde en 1946 le llegó su primera oportunidad como dibujante, de la mano de Álvaro de la Iglesia, director de la revista «La Codorniz». Mingote se convirtió en uno de los más populares dibujantes de esta publicación, en la que permaneció siete años. Al mismo tiempo compaginó su labor de dibujante con la de novelista y periodista y publicó su primera novela, «Las palmeras de cartón», en 1948.

Pero Antonio Mingote se abrió nuevos horizontes en 1953, incorporándose al diario ABC. Su primer chiste fue publicado el 19 de junio de ese mismo año. «En mi periódico, por definición liberal, nunca me han señalado lo que tengo que decir o alguna línea de pensamiento. ¡Jamás!. Yo hago lo que quiero, por eso me encuentro a gusto», declaró en una ocasión.

Sus chistes son ya algo tradicional en las páginas de ABC y forman parte de su historia. Francisco Cossio llegó a afirmar que el lector abre el diario con prisa por encontrarlos, casi antes que el propio editorial. En reconocimiento a su extensa colaboración en ABC, Prensa Española instituyó, en 1967, el premio Mingote para periodismo gráfico, siendo distinguido el propio Antonio Mingote el primer año.

Mingote dirige en 1955 la revista de humor «Don José» durante sus cien primeros números. El ingenio de Mingote sobrepasa las barreras del chiste o la caricatura y llega al teatro, cine y televisión. Escribió para el teatro «el Oso y el madrileño», en 1974, revista musical de Mario Clavell, y que según sus propias palabras, «alcanzó un éxito inicial de crítica y público, y que el público, inconstante como es, no quiso mantener el tiempo necesario para convertirla en memorable». También escribió los guiones de la popular y premiada serie televisiva «Este Señor de negro», en 1975, dirigida por Antonio Mercero y protagonizada por José Luis López Vázquez. En colaboración con José Luis Dibildos ha escrito varios guiones para el cine como «Soltera y madre en la vida», «Pierna creciente, falda menguante», «Hasta que el matrimonio nos separe», o su sátira política «Vota a Gundisalvo», estrenada en 1978, que alcanzó un gran éxito de taquilla. Además ha participado en breves papeles en algunos filmes.

Al cumplir las bodas de plata como dibujante en ABC, en 1978 recibe un homenaje del diario y lleva a cabo, en Sevilla, una exposición antológica de su obra.

Merecedor de numerosos premios, le fue concedido en 1979 el premio Juan Palomo, Larra y Víctor de la Serna, por su labor literaria y periodística.

A propuesta de Fernando Lázaro Carreter, de Manuel Halcón y Juan Rof Carballo, fue nombrado miembro de la Real Academia Española, el 22 de enero de 1987, y pasó a ocupar el sillón «r». Un año más tarde, el 20 de noviembre, Su Alteza Real el Conde de Barcelona le impuso la medalla de académico. En su discurso de ingreso, Antonio Mingote rememoró «La transición del humor de Madrid Cómico al de La Codorniz». «La Codorniz fue -subrayó Mingote- una ventana abierta al aire limpio, el mismo para todos; un refugio para los viejos y una esperanza para los jóvenes...». Y añadió: «Quisiera creer que si los españoles de hoy hemos aprendido a no confundir lo poético con lo cursi, si hemos renunciado a la intransigencia en favor de la tolerancia, si rechazamos la violencia y preferimos el diálogo, a ser posible con risa, si somos más civilizados que nuestros abuelos, lo debemos en gran parte a La Codorniz».

Su incorporación a la Academia fue interpretada por algunos de sus miembros como una posibilidad de enriquecer la lengua desde un punto de vista plástico. Era la primera vez que un dibujante ocupaba un sillón en la tradicional Casa de la Lengua.

En 1988, el alcalde de Madrid, Juan Barranco, le hace entrega de la Medalla de Oro al Mérito Artístico, concedida por el Ayuntamiento. Además es nombrado académico correspondiente de la Academia de Artes-Historia y Arqueología de Puerto Rico. En 1989 recibe el premio ?Torre de Marfil? al gesto, y es homenajeado con el premio a la Transparencia (ANFEVI), el 25 de septiembre de1995, se le impone la Medalla de Oro del Ayuntamiento de Madrid , y en 1996 el gobierno le concede la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. Cruz de plata de la Guardia civil (1997), Premio iberoamericano de humor gráfico "Quevedos" (1988), premio pluma de oro de El Club de la Escritura (1999) premio Gato Perich , Premio "Personalidad" (2001)?

Mingote goza de prestigio internacional y sus chistes han sido reproducidos y traducidos en la Prensa extranjera como en «The New York Times», «The Times Wednesday» y «Daily Telegraph».

Está casado con Maria Isabel Vigiola, a quien considera su mejor consejera.



© 2019 Abengoa. Todos los derechos reservados