Carta del presidente

Informe Anual 2018

Estimados todos:

Un año más, me gustaría comenzar esta carta hablando de Seguridad y Salud. Como saben, en Abengoa lo primero y más importante son las personas, siendo máximo nuestro compromiso en esta materia. En este sentido, podemos estar orgullosos de haber cerrado el año 2018 con una significativa mejora en los indicadores de Seguridad y Salud, habiendo alcanzado un Índice de Frecuencia con Baja1 de 3,2 (un 30,4 % menos respecto a 2017) y avanzando, de esta forma, en la consecución de nuestro objetivo de Cero Accidentes.

El número total de empleados de Abengoa a 31 de diciembre de 2018 es de 13.450, que se distribuyen en un 20,6 % en España y un 79,4 % en el exterior.

También hemos continuado avanzando en nuestros resultados financieros, ya que hemos registrado una importante mejora en la rentabilidad respecto a 2017. En concreto, se ha registrado un Ebitda de 188 M€. Recordemos que, en 2017, éste fue de 127 M€ y en 2016 de -241.

Este incremento se explica principalmente por la mayor rentabilidad en ciertos proyectos y la reducción de gastos generales y gastos en asesores relacionados con el proceso de reestructuración financiera (28 M€). Así, sin estos gastos, el Ebitda se hubiera situado en 216 M€, frente a los 179 M€ correspondientes al Ebidta de 2017 ajustado sin estos gastos no recurrentes.

En efecto, seguimos avanzando y dando pasos para alcanzar nuestro objetivo de crecimiento y consolidar la recuperación de nuestro negocio que, en 2018, ha continuado creciendo gracias a nuevas adjudicaciones, la finalización de la construcción de algunos proyectos, las desinversiones de activos y las nuevas oportunidades de negocio recogidas en nuestra lista potencial de proyectos susceptibles de presentar oferta (<i>pipeline</i>).

En 2018, Abengoa se ha adjudicado nuevos proyectos por un importe total de 1 500 millones de euros, entre los que cabe destacar nuestra participación en el mayor complejo solar del mundo, Mohammed bin Rashid Al Maktoum Solar Park, en Dubai, y la construcción de la mayor planta desaladora por ósmosis inversa en Arabia Saudí, en Rabigh. A éstos se suman las instalaciones electromecánicas del centro comercial Lagoh (España), los trabajos de ingeniería y construcción para una mina propiedad de Shougang Hierro Perú, una instalación electromecánica para Codelco, el mayor proveedor de cobre mundial (Chile), las subestaciones y líneas de transmisión para la minera Quebrada Blanca (Chile), o los contratos de operación y mantenimiento de plantas solares, de agua y transmisión y distribución suscritos en Latinoamérica e India.

Junto con esto, Abengoa cuenta en la actualidad con un <i>pipeline</i> de proyectos identificados por valor de 28.000 millones de euros, priorizando proyectos llave en mano o EPC para terceros y de importe menor a 100 millones de euros.

Asimismo, hemos concluido grandes proyectos como el de la electrificación de la línea de alta velocidad Meca–Medina, en Arabia Saudí, la ampliación de la planta de tratamiento de agua construida en México para Naturgy, o el espacio multifuncional Antel Arena, en Montevideo (Uruguay). Asimismo, la cogeneración eficiente A3T, en México, vierte energía a la red nacional desde diciembre de 2018.

Como acabamos de señalar, uno de los motivos de esta mejora ha sido el importante esfuerzo que está haciendo la compañía en la reducción de gastos generales, acomodando su estructura al nivel actual de actividad, siempre de forma socialmente responsable. En el año 2018, estos gastos se situaron en 77 millones de euros, una mejora significativa respecto de los 125 millones de euros en 2017, habiéndose reducido más de un 38 % entre ambos años y un 83 % respecto a 2015.

Por otro lado, 2018 también ha sido el año en el que hemos dado un gran paso para seguir desarrollando nuestro proyecto de futuro y que se ha podido llevar a cabo, una vez más, gracias al respaldo y confianza que han depositado en nosotros nuestros clientes y acreedores financieros.

Como es sabido, en el segundo semestre del año, pusimos en marcha una nueva reestructuración financiera, la cual se ha completado con éxito en abril de este año 2019, permitiendo su viabilidad a futuro.

Este proceso ha puesto a prueba, una vez más, la extraordinaria capacidad de nuestro equipo humano, tanto por la complejidad de la operación que en su conjunto ha supuesto la mayor reestructuración en Europa (excluyendo empresas financieras), como por la capacidad para mantener y crecer en el negocio de ingeniería y construcción, que es la base para la viabilidad de la compañía.

Esta nueva reestructuración ha permitido resolver los tres principales retos a los que se enfrentaba Abengoa: satisfacer la necesidad de liquidez y de capital circulante para financiar nuestras operaciones, nuevas líneas de avales para continuar desarrollando el negocio de ingeniería y construcción y presentar ofertas a más proyectos y dotar a la compañía de una estructura de capital en consonancia con el nivel de actividad esperado Abengoa se convierte así en una compañía viable que compite nacional e internacionalmente en sus sectores de referencia.

En materia de desinversiones, uno de los grandes hitos del año ha sido la venta de nuestra participación en Atlantica Yield. Como recordarán, en 2017, alcanzamos un acuerdo con Algonquin Power & Utilities Corp (APUC) para la venta de un primer 25 % de Atlantica Yield por 24,25 USD por acción y para la creación de la empresa conjunta AAGES, con la que estamos muy ilusionados por las nuevas oportunidades de negocio que está creando. Este acuerdo se completó en marzo de 2018.

También durante el año 2018 llegamos a un nuevo acuerdo con Algonquin para la venta del 16,47 % restante de nuestra participación en Atlantica Yield, a un precio de 20,90 USD por acción, que representa una prima del 8 % sobre la cotización en ese momento. La venta se cerró en el mes de noviembre y Abengoa se desprende así del total de la participación en la empresa cotizada en el Nasdaq estadounidense, que ha supuesto unos ingresos totales de aproximadamente 950 millones de dólares con un precio medio de venta de 23,00 USD por acción, muy por encima de los niveles de cotización de Atlantica Yield en el periodo.

Ésta no ha sido la única desinversión realizada en 2018. A lo largo del año, hemos seguido demostrando nuestra capacidad para rotar activos a través de la venta de distintos activos de menor tamaño. Ejemplo de ello son los acuerdos alcanzados para la venta del edificio Buhaira, antigua sede corporativa en Sevilla, la planta de cogeneración Covisa y la planta hidroeléctrica IHSA, entre otras. 

En otro orden de cosas, aprovecho la ocasión para llamar la atención sobre hitos acaecidos en los últimos meses en materia de responsabilidad social corporativa. Las empresas, como principales actores de la sociedad, tienen una gran responsabilidad para conseguir la implantación de una igualdad real a todos los niveles. Por eso desde la alta dirección hemos fijado objetivos concretos dentro del Plan Estratégico de RSC para promover un cambio social que impacte directamente en todas las áreas de la organización.

Prueba del compromiso de Abengoa en esta materia han sido nuestra adhesión al Chárter de la diversidad de España a través de la Fundación Grupo OTP y, más recientemente en 2019, al Código Eje&CON de Buenas prácticas para la Gestión del Talento y la Mejora de la competitividad en la Empresa. Seguiremos trabajando para conseguirlo.

Y en nuestro afán por continuar creciendo y mejorar nuestras cifras de negocio, Abengoa seguirá poniendo el foco en el desarrollo de proyectos EPC para terceros y en mejorar la competitividad en nuestros mercados y geografías objetivo.

No quisiera dejar pasar la oportunidad de dar las gracias a todos nuestros grupos de interés (clientes, empleados, accionistas, acreedores financieros y proveedores, etc ). Sin ellos, sin su apoyo y su confianza, ninguno de los hitos alcanzados el pasado año, así como los que nos hemos marcado para los próximos, hubieran sido posible. Sirvan estas líneas para transmitirles mi ánimo y mi apoyo.  Pueden estar seguros de que Abengoa avanza en el camino hacia la recuperación de su negocio y de la confianza de sus mercados.


Nota 1: ïndice de Frecuencia con Baja = (Nº Accidentes con baja / Nº Horas Trabajadas) *1 000 000  Incluye personal propio y subcontratas.

 

 

Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz
Presidente de Abengoa



© 2019 Abengoa. Todos los derechos reservados